Ruinas de San Ignacio Miní

Duración 4 horas aproximadamente Consultar tarifas

Es el sitio patrimonial mejor conservado de las Reducciones Jesuíticas, declarado Patrimonio Cultural

Es el sitio patrimonial  mejor conservado de las Reducciones Jesuíticas, fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. El mismo se encuentra ubicado en la Localidad de San Ignacio, Provincia de Misiones, a unos 120 km de Puerto Valle. Durante el recorrido visitamos el centro de interpretación, el museo, además del centro histórico acompañado por Guías Profesionales de las Misiones Jesuíticas.

Patrimonio Cultural de la Unesco

Las ruinas de San Ignacio Miní, fueron una misión jesuita fundada a comienzos del siglo XVII para evangelizar a los nativos guaraníes.

Conoce la historia detrás de las Ruinas de San Ignacio Miní

La misión  jesuita llegó a esta zona escapando de los ataques e invasiones bandeirantes y mamelucos que los atacaban para capturar a los indígenas y venderlos como esclavos. El sacerdote jesuita, misionero y escritor peruano Antonio Ruiz de montoya llegó junto con 12.000 aborígenes a las cercanías del arroyo Yabebiry, donde refundó Loreto y San Ignacio Miní, también conocida como San Ignacio de Ipaembucú. 

Este asentamiento duró unos 150 años, hasta que la Compañía de Jesús fue expulsada de las colonias españolas. Los aborígenes no supieron cómo mantener la estructura diseñada por los jesuitas y esto conllevo a un rápido declive demográfico.

En 1817 San Ignacio sufrió un saqueo y fue incendiada junto con otras reducciones por tropas paraguayas, esto ocurrió en el contexto de la gran anarquía que imperaba en el país en ese momento. 

La provincia de Misiones fue anexada en los años posteriores por Corrientes, la región quedó prácticamente deshabitada hasta que en 1870 vuelven contingentes no indígenas a ocupar la región limítrofe con el río Paraná y el arroyo Yabebirí.

Esta ocupación coincidió con el fin de la Guerra de la Triple Alianza y el inicio de la separación definitiva de Misiones de la provincia de Corrientes.

La historia reciente comienza con la mensura realizada por el Agrimensor Nacional Don Juan Queirel, quien delineó el centro urbano de San Ignacio por orden de la provincia de Corrientes el 25 de septiembre de 1877. El pueblo nuevo fue fundado el 18 de enero de 1907 con la llegada de los primeros colonos, entre ellos los más reconocidos fueron, Marcelino Boix, Pablo Allain, Joaquín Alcaraz, Pablo Martín, Adolfo Lanusse, los hermanos Palacios, entre otros.

Las Misiones de San Ignacio Miní cuentan con un Centro de Interpretación, donde se reproduce como era la vida del grupo aborigen de los guaraníes hasta la llegada de los Jesuitas, y como fue la llegada de los conquistadores y la simbiosis cultural que resultó de la convivencia. Termina el recorrido con la representación en una maqueta, de lo que fue la misión de San Ignacio Miní, en el momento culminante de su historia.

Museo Casa de Horacio Quiroga

En esta expedición también podrás visitar el Museo Casa de Horacio Quiroga, donde se pueden observar las pertenencias y testimonios de la obra del escritor uruguayo que se radicó en San Ignacio a principios del siglo XX.

 Museo Miguel Nadasdy

Podremos visitar el Museo Miguel Nadasdy el cual  fue fundado por un ciudadano rumano que trajo de Europa algunas colecciones particulares, en sus muestras se destacan un incensario de las Reducciones de San Ignacio Miní; un Cristo de la Paciencia y la maqueta del Moisés, supuesto original de Miguel Ángel.

También se exhiben numerosas piezas de los períodos guaranítico y jesuítico guaraní. A su vez hay imaginería religiosa, candelabros; una columna jesuítica en bajorrelieve de piedra; elementos de labranza, cerámicas esmaltadas, utensilios y numerosos documentos.